.


martes, 28 de septiembre de 2010

A break from you.

Chau directora. Al fin te vás, hipócrita.


Llego a casa, toda despeinada... ¿alguna vez dije que si hay algo que no me banco del viento es que me despeine? Es algo inarreglable para mi pelo. Y eso me vuelve loca. Me da paja tener que peinarme ni bien llego del colegio. Llego sin ganas, con dolor de cabeza, cansada y apurada para sentarme a boludear en la compu. Así que sí, sigo despeinada, y voy a estar así por mucho tiempo.
Me banqué que Internet se corte cada un minuto; literalmente, cada un minuto. No sé como me lo banqué. Que me conectaba, que me desconectaba. Que entraba a un blog, no se veía un carajo, tardaba en cargar y finalmente me aparecía ese maldito cartel que decía que había problemas al cargar la página. Por suerte, se calmó Internet y no se desconectó nada. Pero previo a este arreglo, el boludaso de mi hermano no dejaba de quejarse, no paraba de decir que yo hacía que su computadora ande mal, porque cuando se desconectaba un cable iba a arreglarlo, y "ahí causaba la desconexión de su computadora". Pero andate bien a cagar Sebastián. Ni toco tus putos cables y me venís a decir a mí que tengo la culpa. Sí, claro, yo tengo la culpa de todos tus putos males. ¿Por qué no te vas bien a la mierda? Salí de la casa a hacer algo, please. Tomate un break del vicio que tenés, porque ya me cansé de bancarte día y noche en mi casa. Un pibe normal de 15 sale, por lo menos, dos veces por semana. Vos nada. Ni educación física, ni salidas con tus amigos, ni actividades. Te la pasás ahí, y nadie te dice nada porque sos Dios, y tus vicios están incorporados en tu bendito aparato. Y me cansé. Me cansé de soportar tus quejas, tus gritos, que no salgas y no pueda cantar sola. Me cansé de eso de tener que pedirte permiso para subir y pasar fotos, para subir música y ver videos. 
¿Lo peor? Mi vieja no hace un carajo. Creo que lo que alguna vez escuché salir de ella con respecto a eso fué un "tenés que salir Sebas, dale". No sé, ¿se cree que causa algún efecto en él? ¿Realmente le chupa un huevo todo? Por que, yo salgo de acá, para allá, y si no saliera, estoy segura de que me recriminarían mucho, demasiado. Él no, él, sus amigos virtuales y su juego puto que lo consume y todos se cagan en esa actitud que le queda por esos juegos poronga (perdón por la palabra, era necesario).
Quiero un descanso de él, la casa sin hermanos y NUNCA se puede.
La última vez que fué a educación física fué hace un mes, casi, porque el maestro es re pene. La última que salió con sus amigos fué hace tres meses. Y la última vez que fué a dormir a la casa de alguien fué hace un año, diez meses. No, un año o más.
¿Entienden la gravedad de esto? ¿Está bien? ¿O la pelotuda que flashea cosas soy yo? No está bien eso. 
Quiero descansar de él, quiero que mi vieja deje de permitir que el pelotudo de mi hermano me putee como el mejor y me culpe de todo, quiero irme, quiero comer, quiero dormir.


Chau.

1 comentario:

  1. Realmente los hermanos deberían tener un botón de apagado!

    ResponderEliminar

Cansada de remar donde no hay agua.